CRÓNICA | Derrota ante el Benfica (4-2)

El Deportivo Liceo de Carlos Loureiro vende cara su piel contra un excelente rival.

Si algo está caracterizando la pretemporada del Liceo, tanto masculino como femenino, es la abundancia de pruebas de alto nivel. El equipo de Carlos Loureiro, apenas 12 horas después de enfrentarse al Sporting de Portugal, se vio las caras con otra gran piedra de toque: el Benfica, que logró vencer por 4-2 en su Pavilhão Fidelidade.

Las jugadoras verdiblancas se presentaron sin María Sanjurjo e Isa Barros, aquejadas de molestias físicas, pero anotaron el primer gol del partido nada más empezar. Fue de Alba Garrote, uno de los flamantes fichajes del equipo para su regreso a la OK Liga.

Poco tardó el conjunto luso en demostrar su categoría, ya que remontó en cuestión de cuatro minutos. Maria Sofia, Marlene y Figueiredo fueron las responsables de convertir ese 0-1 en 3-1. No empañó el serio partido del Deportivo Liceo, capaz de recomponerse de sendos golpes.

La segunda mitad trajo un gol para cada contendiente. El primero fue del Benfica, obra de Raquel Santos, aunque las liceístas no se rindieron y continuaron aprovechando semejante rodaje. Les sirvió para recortar distancias por medio de Lucía Yáñez, otra de las incorporaciones del equipo. Finalmente, el 4-2 campó en un Pavilhão Fidelidade que acogió hockey a puerta cerrada.

FICHA TÉCNICA

BENFICA: Maria Vieira; Maria Sofia Silva, Marlene Sousa, Beatriz Figueiredo, Raquel Santos (quinteto inicial), Macarena Ramos, Catalina Flores, Sofia Contreiras y Catarina Pedro.

DEPORTIVO LICEO: Viki Caretta; Ale Martín, Cris Diz, Alba Garrote, Naiara Vaamonde (quinteto inicial), Andrea Ojeda, Luchy Paz, Lucía Yáñez, Lara Yáñez y Katy Guscin.

GOLES: 0-1 (Alba Garrote, min. 1). 1-1 (Maria Sofia Silva, min. 2). 2-1 (Marlene Sousa, min. 3). 3-1 (Beatriz Figueiredo, min. 4). 4-1 (Raquel Santos, min. 30). 4-2 (Lucía Yáñez, min. 33).

Pavilhão Fidelidade (Lisboa). Puerta cerrada.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja un comentario